TURISMO RUSO. ¿Y QUE HACEMOS CON ELLOS?

Hablamos del potencial del turismo ruso, de las grandes cifras que mueve el visitante ruso (turista o no) y toda la curiosidad que se crea alrededor de ello, principalmente motivada por los reportajes que hemos visto en la tele de colonias de residentes rusos en España.

Lo cierto es que, efectivamente, este es un mercado apasionante, pues tan exótico es para ellos nuestro país como para nosotros conocer una cultura totalmente desconocida. Pero antes de nada, debemos atender dos cuestiones básicas:

1. No todos los rusos son sinónimo de turismo de calidad: hay de todo, como en todos los sitios. Una cosa es el turismo ruso, y otra muy diferente, los RUSOS RICOS, que existen en nuestro pais.

2. El que sean ostentosos, o no les importe gastar, no significa que no sean exigentes ni les importe la calidad. Son muy exigentes como lo seríamos nosotros cuando paguemos un precio elevado por un servicio o producto.

La cuestión ahora es que, sabiendo que no es oro todo lo que reluce, tenemos que ponernos a trabajar. Ni nos interesa cualquier perfil de visitante, ni el turista ruso está dispuesto a comprar lo que sea. Con lo cual, la captación, servicio y fidelización del turista ruso es más costosa y minuciosa.

Los programas de targetting son un producto específico que trata con esmero cada uno de los perfiles, los públicos objetivo a los que queremos llegar para adecuar nuestra oferta a sus necesidades.  Son programas realizados por expertos en marketing turístico, con los que en MKTUR orientamos a los destinos turísticos para su posterior desarrollo.

Cada programa incluye:
1- un estudio de mercado previo,
2- una segmentación del mercado,
3- el plan de comunicación para la captación del turista,
4- desarrollo de la campaña para el posicionamiento de los establecimientos/destinos como destino especializado en ese target,
5- definición del programa: recursos necesarios, actividades a realizar,
instalaciones requeridas, y
6- plan de seguimiento y fidelización

 

Con estas herramientas podemos definir exactamente a quién vamos a acudir y qué les vamos a ofrecer. Cuendo leemos toda la inquietud que despiertan los turistas rusos, realmente se está haciendo algo al respecto? Cosas tan sencillas como formación a colectivos para conocer mejor su cultura, sus comportamientos, sus preferencias, ofrecer información en su idioma, organizar circuitos exclusivos, seleccionar los medios donde ponernos en contacto, customizar nuestro producto, hacerles una comunicación personalizada.

Ahora mismo el desconocimiento del sector hace que se hable mucho pero existe una especie de vértigo a la hora de explorar este mercado. Es hora de romper barreras, crear experiencias y compartirlas, y de este modo iniciar un acercamiento y una familiarización con el sector. Un programa de targetting es una manera ordenada y eficaz de asomarnos a un mercado lleno de nuevas posibilidades.